Torreones medievales de Asturias

Torreones Medievales Asturianos

Torreones medievales de Asturias

Castillo de Soto de Aller (Aller)

Torre Soto

Foto wikipedia

Arruinado, se conserva la mayoría de la muralla, parte de una gran
torre cuadrangular y la puerta de entrada. Aunque fue edificado en el siglo XII, los actuales restos corresponden a los siglos XIV y XV.

Es la única torre asturiana de planta mixta (cuadrada y circular) de la
que se tiene constancia, es cuadrangular por su parte sur y circular por
el resto, o sea en forma de D. Posiblemente se aprovechó una estructura
previa en forma de D pero también cabe la posibilidad de que fuera
circular en sus orígenes. La parte recta se asienta en un crestón rocoso
lo que le da más solidez, mientras que la curva lo hace en una terraza
poco compacta y con una zanja de cimentación poco profunda, de ahí que
esta parte se desplomara en varias ocasiones, llegando incluso a ocultar
totalmente la primera planta.
Fue una construcción de tres pisos hecha en mampostería (piedras unidas
con argamasa de cal) y con sillares en vanos y esquinas. Medía unos 9,20
metros de lado y sus muros tenían un grosor de 1,05 metros que se ve un
poco rebajado en el muro interior a partir del entarimado del segundo
piso.

Posiblemente las plantas se separaban entre sí con entablado de madera y
en cada piso las dependencias estaban diferenciadas por pequeños
tabiques de los que no queda nada.
Además de la piedra para los exteriores, la madera era el material más
usado para la construcción de la torre, se usaba para entablados,
armaduras, escaleras, puertas, contraventanas, muebles y demás. Hay
constancia de su uso por los restos de carbón vegetal y vigas quemadas
que se encontraron en la excavación llevada a cabo entre el 3 de
noviembre de 1989 y el 10 de febrero de 1990. De hecho parece que antes
de construir la torre existía una estructura de madera. Los incendios y
la humedad acabaron con ello.
La teja para cubrir el armazón de la techumbre suele ser curva en este
tipo de torres, en Soto concretamente se encontró la teja de lima hoya.
También se halló hierro en forma de clavos de forja, así como cerámica, vidrio y restos óseos.
Aparecieron entre todo ello 3 monedas de diferentes épocas, una de
Fernando IV (que reinó desde 1295 hasta 1312), una de Juan II
(1406-1454) y una última de Carlos III (1759-1788).

Palacio-Torre de Muñiz y puente medieval (Olloniego) 

Palacio-Torre de Muñiz y puente medieval (Olloniego)
Torreón en el Condado (Laviana)

Torreón en el Condado (Laviana)
Castillo de Villamorey (Sobrescobio)

Castillo de Villamorey (Sobrescobio)

Foto Asociación Amigos de los Castillos

Castillo de San Martín (Soto del Barco)

Castillo de San Martín (Soto del Barco)

Foto www.astunatura.com

El Castillo de San Martín, en el concejo de Soto del Barco, se localiza
en la margen derecha del río Nalón, sobre un pronunciado codo a partir
del cual el cauce se abre hacia la ría de San Esteban de Pravia. Su
emplazamiento, sobre un promontorio de apenas 40 m de altitud le
proporciona un dominio visual excelente sobre la desembocadura de la
arteria fluvial más importante de la región y que justifica su dilatada
historia como fortificación.

El castillo consta de una torre de
planta cuadrada y tres pisos, con ceñidas saeteras, sin cubierta y
rematada en 16 almenas, unidas las angulares. Todo ello aparece rodeado
de una cerca que llega hasta la orilla del río Nalón, y que en otras
épocas incluía diversas construcciones como la iglesia de San Martín.

Actualmente, el castillo presenta a su alrededor edificaciones del siglo
XIX que incluye una vivienda con galería en voladizo en toda la parte
superior, de madera y acristalada, balaustrada, fuente y área
ajardinada.

Palacio Valdes y torre de Salas (Salas)

Torre Salas
Torre de los Vigil (Siero)

Torre de los Vigil

Torre de Soto de los Infantes
Tan sólo sobrevive un pequeño trozo de lo que hace siglos fue un torreón
medieval, de carácter militar, con planta cuadrada, situado en la
ladera de la montaña, sobre la localidad de Soto de los Infantes, a 10 km de la villa de Salas. Fue erigido por los Miranda hacia 1500.

Torre de Soto de los Infantes

Torre de los Vazquez de Prada (Proaza)

Torre de los Vázquez de Prada

La torre fue eregida por Diego Vázquez de Prada en 1495 con permiso de los Reyes Católicos, como reconocimiento, expresión y símbolo de su linaje. Se yergue en el centro de la villa de Proaza sobre una loma y
rodeada por el arroyo de Payón, desviado de su curso natural para convertirlo en un recurso defensivo. Está situada a 1 km de la Casa Fuerte de Prada y se halla enfrente del palacio de los González Tuñón.
Fue declarada Bien de Interés Cultural como monumento en 1965 y es considerada por algunos historiadores como una de las torres más bellas de Asturias.

Con 14,45 m de altura, está estructurada en 4 pisos, con 9 m de diámetro máximo de los que 1.4 m corresponden al grosor de los muros, y por tanto 7.2 m a la superficie habitable. Su configuración es la de tres cilíndros superpuestos, siendo mayor el diámetro según nos acercamos a la base. Los contrafuertes qeu se observan pueden ser para la sustentación de la torre frente a la erosión que podría ocasionar el arroyo.

La puerta principal se encuentra en el segundo piso, orientada hacia el este y desde el exterior aparece con un
arco de medio punto con dovelas.

Al haber sido una construcción de tipo militar, cuenta con un buen número de saeteras, exactamente 18,
distribuidas por las distintas plantas. Aparte de estos huecos de carácter defensivo, la torre tiene 3 ventanas, una en el tercer piso, del tipo cortejadoras y dos cuadrangulares en el cuarto piso, una frente a otra, que han podido tener funciones de matacanes, puesta una de ella está abierta sobre la entrada principal.

Torre de Villademoros (Valdés)

Torre de Villademoros

La Torre de Villademoros, en Cadavedo (Valdés), es una imponente torre
construida en la Baja Edad Media (s. XV). En progresivo deterioro,
destaca por ser un buen exponente de la arquitectura medieval defensiva y
señorial. Fue propiedad de los Peláez de Villademoros y hoy día forma
un conjunto con la casa señorial adyacente y una panera.

La torre es un bloque prismático de base cuadrada, de 7.85 m de lado por 13.20 m de altura (carece de techumbre). Los muros son de sillarejo, salvo en las esquinas y el encuadre de los vanos, que es de sillar de arenisca. A medida que se asciende, el muro se va haciendo más estrecho, por lo que las estancias se van haciendo más espaciosas. La puerta se encuentra en la segunda planta y está rematada por un arco apuntado; en su base aparecen dos ménsulas equidistantes que tenían la función de apoyar un puente levadizo o un patín de madera. La estructura en su conjunto, además, cuenta con 23 saeteras, 3 troneras, 5 ventanas doveladas con arco de medio punto, 2 geminadas y 2 matacanes.

Fue declarada Monumento en 1961 y restaurada en 1987.

El equipo de Recreación Medieval

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-- Twitter universal website tag code -->