¿Conoces la historia de los Amantes de Teruel? Bodas de Isabel 2015

¿Conoces la historia de los Amantes de Teruel? Bodas de Isabel 2015

Del 19 al 22 de Febrero se celebran XI Edición de las Bodas de Isabel en Teruel

¿Conoces la historia de los Amantes de Teruel?…
La historia cuenta que a principios del siglo XIII dos jóvenes de familias nobles, compartía infancia y juegos hasta que se enamoraron sin remedio.

Foto Copyright www.bodasdeisabel.com
Foto Copyright www.bodasdeisabel.com
Él, Juan Diego, de la familia de los Marcilla, ella, Isabel, era hija única de Pedro Segura  un noble muy rico.
Juan como no era el primogénito, no heredaría poco mas que un caballo, con lo que sabían que ese amor era imposible. 
Entonces hicieron un pacto, el decidió coger las armas, para hacerse un nombre o ganar fortuna durante 5 años y ella se comprometió aguardarle, así lo juraron con los 5 dedos de la mano derecha, sin permitirse  un beso hasta su vuelta. 
Se dice que participó en la Batalla de las Navas de Tolosa y en el Levante, mientras Isabel tenía su guerra particular de rechazar pretendientes y su inexplicable decisión. 

Foto Copyright www.bodasdeisabel.com
Se cumplieron los 5 años y el padre de Isabel, la obligó a desposarse tras cumplirse el plazo de la promesa y ella lo hizo pensando que Diego había muerto.
Pasados solos unos días de haberse cumplido el plazo Diego volvió y al ver que se había casado, creyó volverse loco y se colo en la habitación nupcial de Isabel. 

Conoces la historia de los Amantes de Teruel

En un primer momento pensó en dejarla viuda, pero luego la despertó y le dijo dame un beso, un beso que me haga olvidar tanta muerte y horror que he visto, «Bésame, que me muero». 
Y ella le contestó: «Que acababa de jurar fidelidad al hombre que tenía al lado, que no podía complacerle».
A Diego, le cayó toda le desesperanza del mundo y cayo muerto.
Foto Copyright www.bodasdeisabel.com

Ella, que lo veía como si fuera de día por la gran luz de la habitación, se puso a temblar y despertó al marido diciendo que roncaba tanto que le hacía sentir miedo, que le contase alguna cosa. 
Y él contó una burla. Ella dijo que quería contar otra. Y le contó lo ocurrido y de cómo con un suspiro Juan había muerto. Dijo el marido: «¡Oh, malvada. ¿Y por qué no lo has besado?». Repuso ella: «Por no faltar a mi marido». «Ciertamente, dijo él, eres digna de alabanzas». 
Él, todo alterado, se levantó y no sabía qué hacer. Decía: «Si las gentes saben que aquí ha muerto, dirán que yo lo he matado y seré puesto en gran apuro». Acordaron esforzarse y lo llevaron a casa de su padre. Lo hicieron con gran afán y no fueron oídos por nadie. A la joven le vino al pensamiento de cuánto la quería Juan y de cuánto había hecho por ella, y que por no quererlo besar había muerto. 
Acordó ir a besarlo antes de que lo enterrasen; se fue a la iglesia del señor San Pedro, que allí lo tenían. Las mujeres honradas se levantaron por ella. Ella no se preocupó de otra cosa más que de ir hacia el muerto. Le descubrió la cara apartando la mortaja, y lo besó tan fuerte que allí murió. Las gentes que veían que ella, que no era parienta, estaba así yacente sobre el muerto, fueron para decirle que se quitase de allí, pero vieron que estaba muerta. El marido contó el caso a todos los que había delante, según ella se lo había contado. 
Acordaron enterrarlos juntos en una sepultura. Juntos para siempre.
Tumba Amantes de Teruel Iglesia de San Pedro Teruel
El equipo de Recreación Medieval

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-- Twitter universal website tag code -->