Sigue el tráfico arqueológico en España – Recreación Medieval

Tráfico Arqueológico España

Intervenidas tres piezas de ánfora de origen romano en un complejo túristico de Tías

El Destacamento de Protección de la Naturaleza (Seprona), de Timanfaya de la Guarda Civil ha recuperado tres piezas cerámicas pertenecientes a sendas ánforas de origen romano, expuestas en un alojamiento turístico, siendo por su parte denunciado su titular por una infracción administrativa a la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias.

Tras diferentes inspecciones para eludir el tráfico ilegal de objetos arqueológicos, los agentes averiguaron que en un determinado negocio del ayuntamiento de Tías se exponían unas piezas cerámicas de presumible origen romano, con más de mil ochocientos años de antigüedad.De esta forma, el pasado 16 de marzo, agentes asistieron al lugar en cuestión y comprobaron de qué forma el responsable del establecimiento carecía de toda documentación que amparase la legal tenencia de dichas piezas cerámicas, por lo que dada la procedencia ilegal de las mismas y que esa persona no había comunicado en ningún instante dicho hallazgo, y se procedió a la incautación de las piezas y a la denuncia administrativa.

Finalmente, las piezas fueron requisadas y depositadas en el Fondo Arqueológico del Cabildo de Lanzarote para un mejor estudio y valoración de exactamente las mismas.

Sanciones

Desde la Guardia Civil apuntan que la Ley de Patrimonio Histórico prevé diferentes sanciones ante actos que dañen o dañen los bienes y objetos históricos y arqueológicos, las cuales son en su mayor parte multas fluctúan que pueden llegar hasta los seiscientos euros. En un caso así en concreto, la normativa establece multas desde tres mil uno hasta ciento cincuenta euros.

Expolios o daños en yacimientos arqueológicos

A causa de las primeras indagaciones realizadas por los agentes, presumiblemente el origen de las citadas piezas cerámicas sea del yacimiento arqueológico de origen romano de la isla de Lobos.

En base al artículo trescientos veintitres del Código Penal el o bien aquellos que causaren daños –o actos de expolio- en recursos de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, o bien en yacimientos arqueológicos (terrestres o subacuáticos), se encaran a penas de prisión de seis meses a 3 años o bien multa de doce a veinticuatro meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-- Twitter universal website tag code -->