El único Rito Mozábare que se conserva en España

El único Rito Mozábare que se conserva en España

El Rito Hispano es uno de los diversos que en el transcurso de los tiempos se fueron formando en las distintas regiones donde se extendió la Iglesia.

Todos los ritos derivan de la última cena que practicaron los apóstoles, según dijo Jesús, para conmemorar su muerte y resurrección, con la Eucaristía. Según paso el tiempo a aquellas celebraciones se añadieron nuevos elementos lecturas, oraciones e invocaciones al Señor. De esta manera se crearon los ritos. 

Nacieron los ritos orientales, y los ritos occidentales, todos ellos celebrados en latín, pero con diferencias entre ellos.  

Ejemplo de algunos son: el rito romano, el milanés o Ambrosiano, el galicano, el norte-africano, el bracarense y el hispánico.
El rito Hispano es la manera propia de celebrar la liturgía de la Iglesia Española en los primeros diez siglos de su historia. Se usó primero por los cristianos hispano­-romanos, luego durante la dominación de los visigodos, y también por los cristianos la consiguieron mantener durante la época en la que permanecieron bajo la dominación musulmana y en las diversas regiones de la España dominada.

     Para una persona que se acerca por primera vez a una “Misa mozárabe” la impresión es la de verse envuelto en un diálogo vivo entre su comunidad parroquial y Jesucristo.
     La celebración nos explica en el “hoy” del misterio, en curiosa comunión entre el cielo y la tierra, como lo explican muchos textos litúrgicos hispanos. Se aprovecha al máximo la virtud didáctica de la celebración, que guarda muchos elementos rituales con fuerte sabor catecumenal o mistagónico; la fracción del Pan en nueve partículas que evocan los principales misterios de la vida de Cristo o el Padre nuestro desgranado por el sacerdote y acogido por la asamblea con sus “amenes”.
    Al mismo tiempo muchos elementos manifiestan el amor por la fe recibida y el deseo de custodiarla conservando gran número de antiquísimos elementos litúrgicos- así el elevado número de lecturas, tres cada día y cuatro en días y tiempos penitenciales; o el mantener como fórmula de oración universal los Dípticos y estos unidos al Rito de la Paz antes de comenzar la plegaria eucarística.

     La Plegaria Eucarística tendremos que decir que guarda en el fondo su antiquísima estructura antioquena, de base narrativa y una única epíclesis (invocación del Espíritu Santo) al final de la misma tras el relato de la Institución.  Pero también ha incluido novedades alejandrinas, que posiblemente llegaron desde Roma., y se articuló en tres oraciones concatenadas que se hicieron variables según los días: l) Illatio, 2) Post Sanctus, 3) Post Pridie. Esta variabilidad permitió un amplísimo margen de creatividad dotando cada domingo y día con liturgia propia de una específica Plegaria Eucarística..
     Pero esta riqueza se desplegó también a lo largo del resto de la celebración haciendo variables tres plegarias que formaban parte de los Dípticos: l) Oratio Adminitionis – más bien una monición dirigida al pueblo-, 2) Alia, 3) Post Nomina; así como la oración que acompaña al Rito de la Paz, Ad Pacem, y la monición que introduce el Padre nuestro.  De este modo toda la riqueza teológica y espiritual de los Padres de la Iglesia Hispana se vertió en fórmulas litúrgicas que llegaron a suplir en gran medida a otros tipos de literatura sacra.
     Las partes fijas del Ordinario de la Misa han quedado reducidas prácticamente a las dos series de súplicas de los Dípticos y a una serie de cantos prácticamente invariables, salvo raras excepciones: el “Gloria”, el “Hágios”, el canto “Ad Pacem”, el “Sanctus-Benedictus” y el canto de comunión “Ad Accedentes”.
   Podemos afirmar, que la Liturgia Hispano-Mozárabe es un buen ejemplo de conservación de la lo esencial de la Fe y vivida de manera original. Conservado muchas veces en un ambiente claramente hostil.
La única Orden que permanece viva:

 La única de origen religioso que permanece viva esta en Toledo. Actualmente hay 2000 familias censadas como mozábares en Toledo y alrededores. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-- Twitter universal website tag code -->